¿Qué va a pasar con el edificio del Obispado? ¿Se va a proceder a su demolición?. Desde GiFincas, te contamos como se está desarrollando el proceso y que inconvenientes está acarreando.

Desde hace algún tiempo, los vecinos del distrito de Abando buscan aplazar la demolición del edificio. Pero desde el Ayuntamiento de Bilbao, se ha rechazado.

Desde el Consitorio aseguran que, debido a que está totalmente amparado por la ley, el consistorio no puede oponerse.

El terreno sobre el que se levanta el edificio es propiedad del Obispado, y la finalidad en la venta será levantar un edificio con diferentes servicios y actividades, donde también estará la clínica privada de Mutualia.

 

Una demolición que no contenta  a los vecinos

 

Antes de la pandemia, la asociación  de vecinos de Abando y el AMPA del Colegio Cervantes quiso poner el alto a dicha demolición durante el curso escolar, poniendo como foco principal el problema que puede dar el generar ruido a la hora de impartir las clases.

Ahora mismo, la principal razón que se alega para aplazar la demolición, es la problemática de demoler un edificio en perfecto estado frente a un colegio en mitad de una pandemia, cuando lo que hace falta es ventilar para prevenir contagios de covid-19.

Ante la asuencia de respuestas concretas, se augura que las obras de demolición cuenten con las garantías necesarias para ofrecer una correcta demolición sin perjudicar a la ventilación recomendada, de cara a paralizar la expansión del Covid.

 

 

 

Fuente: Deia

Shares
Abrir chat
Hola, estás en contacto con el servicio de soporte de GIFincas. ¿En qué podemos ayudarte?