Os acercamos una noticia publicada hace algunas semanas en El Correo y que afectará positivamente a los vecinos de Getxo y también a todas las personas que se acercan con asiduidad a la costa de este municipio bizkaino, ya que un segundo ascensor conectará el tramo más alto del Puerto Viejo con Usategi el año próximo. La infraestructura servirá para romper las barreras históricas que han impedido a las personas con escasa movilidad acceder a este balcón costero de Getxo, con unas vistas espectaculares al Abra.

El elevador entre el núcleo urbano y la parte baja del paseo del Puerto Viejo ya está en marcha y con buena aceptación por parte de los residentes en el barrio y los visitantes.

Esta segunda conexión se hará realidad el año próximo y comunicará el parque de Generatxu -situado a la misma altura que la parada superior del ascensor ya existente-, con la zona más alta del acantilado, donde está la cafetería Usategi, en la actualidad cerrada. Los dirigentes municipales han decidido que el Ayuntamiento acometa algunas obras para asegurar la solidez del edificio de titularidad municipal antes de sacar de nuevo la cafetería a licitación.

Getxo dispone de siete ascensores en la actualidad. Fue uno de los ayuntamientos pioneros de Euskadi en instalar un elevador en rampa que conectase Algorta con las inmediaciones de la playa de Ereaga, en junio de 2005. Los ascensores de Getxo son utilizados por cerca de tres millones de usuarios al año. Al de Ereaga, el Puerto Viejo y Aiboa se suman el que enlaza Villamonte con la estación del metro de Algorta, el más usado con 712.000 viajes al año, y los tres que comunican Alango con la zona baja, la más cercana a Fadura, y que salvan un desnivel de 70 metros hasta el nuevo ambulatorio de este barrio. Se espera que este año las estadísticas de viajeros suban al ponerse en marcha el pasado julio el del Puerto Viejo. Y en 2019 habrá más. Al del segundo previsto en este barrio, entre el parque de Generatxu y el de Usategi, se le unirá otro nuevo en Aiboa, para salvar la empinada pendiente existente entre la estación y las inmediaciones de la residencia Sagrado Corazón y de los juzgados.

Shares