Foto: cincodias.elpais.com

El Tribunal Supremo ha admitido a trámite un recurso de casación para aclarar si se debe actualizar el valor de adquisición de un inmueble conforme al IPC para, así, demostrar que no ha experimentado incremento real de valor con su transmisión y, por tanto, evitar pagar la plusvalía municipal.

En este artículo de El Idealista nos hemos encontrado con un ejemplo práctico que quizás aclare muchas dudas: 

  • Un terreno adquirido en enero de 2003 por 150.000 euros y transmitido en marzo de 2019 por 170.000 euros. Según los valores de las escrituras, el valor del terreno se ha incrementado. Sin embargo, si se actualiza el valor del año 2003 conforme al IPC, el resultado es una pérdida. Y es que, la variación de este índice en el período de tiempo descrito es del 30,8% (índice nacional). De este modo, los 150.000 euros del valor de adquisición, actualizados, se convertirían en 196.200 euros, y la pérdida del valor del terreno resultaría evidente.

Mientras se espera la decisión del Supremo, los diferentes juzgados y tribunales seguirán resolviendo los asuntos según su propio criterio. Y esto supone una gran inseguridad jurídica para los contribuyentes.

Así el Tribunal Supremo deberá aclarar:

  • Decidir si se debe actualizar el valor de compra del terreno conforme al IPC, o mediante otro mecanismo de corrección de la inflación.
  • La segunda cuestión, en la que solo entrará el Supremo, si la respuesta a la primera ha sido afirmativa, consiste en determinar qué método de actualización sería admisible. Si el IPC nacional, autonómico, provincial, u otro método de corrección.
Shares
Hola, estás en contacto con el servicio de soporte de GIFincas. ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by