Con el 25 aniversario de la fundación del metro de Bilbao, desde GiFincas nos proponemos analizar la garantía higiénico-sanitaria que ofrece ante la Covid19.

Aunque se propaga la idea de la peligrosidad de viajar en el suburbano, lo cierto es que existen muchas medidas que hacen que se asegure que la zona sea un lugar donde el Covid no tenga cabida. Viajar en metro, también es seguro pese al Covid. Pero… ¿Qué medidas se están tomando frente al Covid?. Te lo contamos en el siguiente artículo:

 

¿Cuáles son las principales medidas que se toman?

– Como medida generalizada, la obligatoriedad del uso de la mascarilla,
La distancia de seguridad, que aunque a veces no se pueda mantener, se compensa con el uso de la mascarilla.
– El uso del gel hidro alcohólico a la entrada y la salida del metro
– La constante desinfección y limpieza del vagón por parte de los operarios de la limpieza
– Además, los trayectos son más cortos que antes,  con una duración de 10 minutos, lo que hace que los pasajeros entren y salgan con frecuencia.
– Muchos pasajeros viajan solos, y no es tan habitual ver como los ciudadanos se comuniquen entre ellos, reduciendo así las partículas que se pueden expulsar por la boca.
La ventilación como uno de los factores clave: Como bien es sabido, una de las maneras por las que más se expande el virus es por medio de los aerosoles. ¿Cómo soluciona Metro Bilbao el problema de la ventilación? Pues renovando el aire de los vagones cada 4 minutos.

 

 

Un transporte afectado

 

Pese a todas las medidas presentadas en el punto anterior, el servicio de transporte se ha visto afectado por esta pandemia. El virus ha sido una de las causas que han afectado a la racha del metro, que en 2019 logró batir el máximo registro de pasajeros con casi 92 millones de validaciones.

Con la reducción de horarios y frecuencias, se produjo una reducción de la oferta entorno a un 30%. No fue hasta principios de junio cuando se recuperaron los horarios y frecuencia previos a la pandemia. Es en octubre, cuando nuevamente se le impone una restricción horaria, que impide ofertar su servicio a más tarde de las 22.30.

Durante los últimos meses. el metro estaba recuperando su frecuencia de uso, llegando casi al 72% de sus viajeros habituales. Para que nos hagamos una idea de la caída que se ha producido, en una jornada laboral normal el número de usuarios era aproximadamente de 300.000 personas y ahora se sitúa en unos 180.000.

 

 

 

Fuente: Elcorreo.com 

Shares
Abrir chat
Hola, estás en contacto con el servicio de soporte de GIFincas. ¿En qué podemos ayudarte?